jueves, 24 de junio de 2010

DESPERTANDO A LA VIDA


“Mas dime la razón que no te impide

descender aquí abajo y a este centro,
desde el lugar al que volver ansías.”

Dante Alighieri “LA DIVINA COMEDIA”





Sentir la lenta reacción del cuerpo dormido,
Percibir en los músculos la fatiga de 60 años de historia.
El despertar de los nervios que sacuden las vísceras me incorporan a un mundo ignoto.

Sujetos obnubilados traman un paisaje descolorido. Aferrados a sus banales vidas repiten acérrimamente movimientos pautados, cotidianidad que los carcome y se resignan.Veo marionetas sistémicas por doquier y no puedo sentir la tibieza del sol cosquilleando mi piel. Temo habitar este mundo en donde atrapados se encuentran mis pies.

Rodean mi centro mil almas perdidas, criaturas oscuras que afectan mi ser. Sombras indignas de reposo, que en espiral hipnótico me envuelven los huesos… la carne… la piel. Se rozan los cuerpos, me irritan, me agitan y lucho exacerbada por arrastrar estos pies, escapar de esos ojos demonios.
¡Carón! ¿Acaso es un sueño? Despertaré, despertaré, desper.....